G300

 

G300, ha sido diseñado para el tratamiento de pequeños volúmenes de aire, principalmente par desinfectar vitrinas de alimentos y desinfectar y desodorizar aseos. Su colocación en cuartos de aseo de restaurantes o domésticos junto con un programador horario lo hacen un equipo perfecto para la aplicación.

 
GENERADOR DE OZONO BÁSICO
MODELO:
G300
Ficha técnica
Gama Comercial
Aporte de Oxígeno
Aire ambiente
 
O3/hora
300 mg/h
Tratamiento Aire
Filtrado
Compresor de Aire
4 litro/minuto
Variación de Producción
15%
Boquilla de Salida O3
6-8mm
Alimentación
230 v, 50-60 Hz
Potencia absorbida
35 w
Protecciones
Fusible 0,5 A
Tamaño (cm)
16 x 10 x 5
ü Desinfecta y desodoriza
ü Para tratamiento de ambientes
ü Sencillo montaje
ü Requiere control externo
ü Ideal para baños
 
Peso (Kg)
365 g
Control
SIN REGULACIÓN NI PROGRAMACIÓN
Indicadores
SIN INDICADORES DE FUNCIONAMIENTO
Armario
Material
Caja ABS aislamiento IP65, auto extinguible y libre de alógenos.
Ventilación
Forzada por extracción. Ventilador de 90 x 90
Condiciones de trabajo
Tecnología de generación
Temperatura
5°C- 35°C
Generación por Descarga en Corona de alta frecuencia
Humedad
< 80 %
Generado Tipo B. Vertido Conducido
Polvo
< 1mg/m3
Núcleo INOX con Dieléctrico cerámico
 
 
CERTIFICADOS
 
GARANTÍA:
1 AÑO
Observaciones
 
Un producto de Ingeniería del Ozono S.L.

 

 

 

 

 


Consultar precio



Soluciones con ozono para

Eliminación de olores de todo tipo es posible gracias a la aplicación de gas ozono en ese ambiente. Su alto poder oxidante elimina partículas generadoras de olores. Sistemas sencillos y automáticos que mejoran un ambiente de forma rápida.
El poder oxidante del ozono provoca la muerte de todo tipo de microorganismos de forma rápida. Pequeñas tasas de ozono hacen que el medio donde viven estos microorganismos sea letal para ellos. Se evitan infecciones y enfermedades.
El gas ozono por su composición hace morir a cualquier microorganismo que tenga contacto con él, oxida contaminantes y renueva el aire. La inestabilidad de este compuesto hace que se transforme en oxígeno nuevamente.
Un ambiente libre de patógenos es esencial en la industria alimentaria. Es el ejemplo de salas blancas o de manipulación en las que no puede hacer ningún tipo de contaminanción microbiológica. El ozono es la herramienta ideal para ello.



Nube de palabras clave